Morena

Muraena helena


Familia: Muraenidae
Morena . Murčne . Moray . Mittelmeer Muräne


.
animales marinos

Biologia

Cuerpo serpentino en su parte terminal, piel brillante sin escamas. La forma de la cabeza es achatada, terminada en punta, boca grande erizada de dientes afilados y unos ojos muy pequeños que le dan una apariencia impregnada de maldad. Carece de aletas pectorales y ventrales. La aleta dorsal, caudal y anal está fundidas en una cresta cutánea. Su color es muy variable, tonos pardos más o menos claros hasta rojizos, con manchas irregulares de color negro, blanco o amarillo. En los ejemplares jóvenes en tono parduzco suele predominar. A medida que se desarrollan toman tintes azulados. Los bordes de la comisura de la boca y de las aberturas branquiales son negros.
La alimentación es muy variada, cangrejos, calamares y peces están en su dieta, de manera especial el pulpo que es uno de sus favoritos. La actividad de la morena es durante la noche, por el día permanece en las hendiduras de las rocas. Aunque las morenas no poseen ninguna glándula venenosa, pueden ocasionar peligrosas mordeduras, que se infectan con facilidad debido a los restos de comida que puede haber en sus dientes.
Como mencioné al principio, su aspecto cruel puede ser engañoso, con el tiempo he podido comprobar que es un animal de gran sensibilidad, si no lo persigues, acepta muy bien la comida la cuál coge de tu mano con gran suavidad. En la época de apareamiento son más irritables, el tener un poco de precaución, siempre es buena.




Longitud máxima: 1 m

Profundidad: 3 - 100 m

Actividad
Nocturna
Ambiente
Aguas
Protección
Nula
Peligrosidad
Baja